El sábado, durante una eucaristía en la iglesia de la Santísima Trinidad, se otorgó el título de Procesionista del año 2024 a Adolfo Espín Saura a título póstumo. Este reconocimiento fue recibido por miembros de su familia, quienes continúan estrechamente ligados a la Semana Santa de San Pedro del Pinatar.

El presidente del Cabildo Superior de Hermandades y Cofradías de Semana Santa, Mariano Visedo, tuvo el honor de entregar la distinción de Procesionista del año 2024, elogiando la figura de Adolfo Espín Saura y su profundo compromiso con la Semana Santa de San Pedro del Pinatar, en particular con la Hermandad de la Piadosa Mujer Verónica.

Este merecido reconocimiento póstumo honra a quien, junto con Antonio Escarbajal y Pedro Sáez, pertenecientes al gremio de la construcción, se dedicaron a impulsar el funcionamiento de la hermandad y sentaron las bases de lo que hoy es la Verónica: Imagen, Trono y Tercio de Nazarenos.

Adolfo vivió y respiró la Semana Santa con pasión, y este sentimiento lo transmitía a todos los que lo rodeaban, siempre con un trato amable y servicial, sin descuidar ningún detalle: baterías, flores, hachotes, trajes, estandarte.

En el acto de entrega de la distinción, estuvieron presentes Mariano Visedo y la Alcaldesa de San Pedro del Pinatar, Ángela Gaona, quienes entregaron el reconocimiento a los familiares de Adolfo Espín Saura: su viuda Mª Carmen Escudero y sus hijos Adolfo, José y Sergio.

Mantente actualizado de las noticias de Cartagena en nuestro Twitter e Instagram