Tras los incidentes registrados ayer en la Asamblea Regional, la Delegación del Gobierno ha salido al paso de las recientes declaraciones realizadas por algunos miembros del gobierno regional, desmintiendo categóricamente la existencia de una comunicación vía WhatsApp, en la que se diera la opción de que el presidente recibiera a los manifestantes o que éstos permanecieran en el lugar durante la noche.

La Delegación del Gobierno ha defendido la actuación de la Policía Nacional durante los momentos de mayor tensión, destacando la presencia de un dispositivo formado por más de 50 agentes que garantizó la integridad del Parlamento Regional, así como la de sus diputados y trabajadores en todo momento.

Según fuentes policiales, se ha identificado a cerca de sesenta propietarios de tractores que participaron en las protestas, enfrentándose a posibles sanciones por infracciones de las leyes de seguridad ciudadana y seguridad vial. Asimismo, se han identificado a los responsables de ciertos altercados que podrían acarrear sanciones administrativas o penales.

La delegada del Gobierno tiene previsto comparecer ante los medios de comunicación para ofrecer más detalles antes de su reunión con las asociaciones mayoritarias de agricultores, con el fin de coordinar el dispositivo de seguridad de cara a las manifestaciones convocadas para el próximo 21 de febrero.

Mantente actualizado de las noticias de Cartagena en nuestro Twitter e Instagram