Del 2 al 28 de abril, el Museo Nacional de Arqueología Subacuática de Cartagena, conocido como ARQVA, recibirá la obra «El embarco de Santa Paula Romana» de Claudio de Lorena, en colaboración con el Museo del Prado. Esta iniciativa, llamada ‘El arte que conecta’, tiene como objetivo acercar obras destacadas del Prado a diferentes ciudades de España, conmemorando el centenario de Telefónica y promoviendo la conexión cultural entre las personas.

Esta oportunidad permitirá a los ciudadanos de Cartagena y otras 17 localidades españolas disfrutar de piezas de maestros como Velázquez, Goya, Rubens y Murillo, ampliando así el alcance de estas obras de arte y fomentando la actividad cultural local.

La historia detrás de «El embarco de Santa Paula Romana» de Claudio de Lorena

En este cuadro, Claudio de Lorena destaca el paisaje como elemento principal, aunque el nombre de la obra hace referencia a santa Paula Romana. Paula Romana, viuda desde temprana edad, abandonó su vida noble en Roma en el año 385 para dedicarse a la oración y la penitencia junto a San Jerónimo, representando el momento de su partida en la pintura.

Claudio de Lorena, un pintor de origen humilde, ganó reconocimiento en toda Europa por sus composiciones equilibradas, la serenidad clásica y la belleza de sus paisajes. En 1635, Felipe IV le encargó ocho lienzos para decorar el Palacio del Buen Retiro, entre ellos «El embarco de Santa Paula Romana», pintado entre 1639 y 1640.

En esta obra, Claudio de Lorena muestra una imagen nostálgica y armoniosa de la Roma Imperial, con una arquitectura grandiosa y barcos mercantes de la época. La luz juega un papel fundamental en la obra, destacando los edificios, el mar y creando una atmósfera serena que evoca la grandeza de la ciudad.

Mantente actualizado de las noticias de Cartagena en nuestro Twitter e Instagram