La Semana Santa en Pinatar ha culminado con un momento lleno de emoción y simbolismo en el Encuentro de Jesús Resucitado y la Virgen de los Dolores, presenciado por cientos de vecinos y visitantes.

En una mañana que amenazaba lluvia, pero que no detuvo las ganas de participar, las calles se llenaron de nazarenos que, sin sus capuces, repartían caramelos entre los presentes, creando un ambiente festivo y solemne a la vez.

Procesión Semana Santa

El momento cumbre se vivió con la conmovedora escena del encuentro entre la Virgen de los Dolores y Jesús Resucitado, donde el manto de luto que cubría a la madre se transformó en un vivo color azul con bordados en blanco al reencontrarse con su hijo.

Los cánticos de saetas se entrelazaron con los vítores de los presentes, el estruendo de los cohetes y campanas, y el vuelo de palomas blancas en el cielo, todo en honor a la resurrección de Jesucristo.

Finalmente, en un desfile procesional hacia la iglesia de San Pedro Apóstol, el Tercio Romano juró bandera y puso fin a una semana cargada de significado, en la que las calles fueron testigos de la pasión, muerte y resurrección de Jesús.

Mantente actualizado de las noticias de Cartagena en nuestro Twitter e Instagram