Foto: Estado del río Chícamo en uno de sus tramos.

La importancia de conservar los valores naturales del río Chícamo se convierte en prioridad para la Consejería de Medio Ambiente en Cartagena.

Recientemente, la Consejería de Medio Ambiente, Universidades, Investigación y Mar Menor ha puesto en marcha un estudio destinado a examinar detalladamente la Zona Especial de Conservación (ZEC) del río Chícamo en Cartagena. El propósito principal de esta iniciativa es identificar posibles amenazas que puedan afectar la conservación de los valores naturales de este espacio protegido, así como proponer mejoras en su gestión. El estudio, que cuenta con un presupuesto de 17.102 euros, busca cumplir con los compromisos de conservación establecidos por la Directiva Hábitats y ampliar el conocimiento existente sobre este entorno perteneciente a la Red Natura 2000.

Bajo el título ‘Estudio del estado de conservación de los hábitats de interés comunitario de la Zona Especial de Conservación Río Chícamo: Detección de impactos y propuestas de gestión’, se llevará a cabo un análisis exhaustivo del estado de conservación de los hábitats identificados como fundamentales según el Plan de Gestión Integral de los Espacios Protegidos de la Región de Murcia. Una de las novedades más relevantes de este estudio será la elaboración de una cartografía actualizada que refleje los resultados obtenidos durante la investigación.

El informe resultante establecerá criterios de gestión que ayudarán a tomar decisiones de manera objetiva, al mismo tiempo que identificará y localizará los impactos que actualmente representan una amenaza para la conservación de los valores naturales en la ZEC. Con base en esta información, se propondrán acciones para mejorar el estado de conservación de este entorno tan significativo en Cartagena.

El río Chícamo no solo alberga valores naturales relevantes, sino que también posee un importante patrimonio cultural vinculado a culturas anteriores. Entre sus elementos destacados se encuentran los molinos, la acequia mayor de origen romano, el acueducto de Sahúes del siglo XVII y el azud del Partidor, una reliquia de la cultura ibérica. La conjunción de factores como la aridez del entorno, la geología, la dinámica hidrológica, las comunidades vegetales y los usos tradicionales hacen de la ZEC un paisaje singular a nivel regional y escaso en el contexto europeo.

Mantente actualizado de las noticias de Cartagena en nuestro Twitter e Instagram