Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa interanual del Índice de Precios al Consumo (IPC) en la Región de Murcia ha disminuido hasta el 2,8%, lo que representa una reducción de ocho décimas en comparación con el mes anterior y se iguala a la tasa a nivel nacional.

Esta disminución se debe principalmente al descenso de los precios de la electricidad, que tienen una alta relevancia en el índice, y a la reducción en la tasa de Alimentos y Bebidas no alcohólicas, que alcanza el 4,9%, el nivel más bajo desde enero de 2022.

En cuanto a la inflación subyacente, que excluye alimentos no procesados y productos energéticos, ha bajado cuatro décimas, situándose en el 3,4% en la Región de Murcia, una décima menos que a nivel nacional.

En términos mensuales, los precios han aumentado en general un 0,3% en la Región, destacando el crecimiento en Transporte (1,8%), mientras que Vivienda (-1,4%) y Vestido y Calzado (-1%) han experimentado descensos.

Estos datos reflejan una moderación en la inflación, lo cual supone un alivio para las familias trabajadoras. Sin embargo, la Unión General de Trabajadores (UGT) señala que el impacto de la inflación en los salarios es significativo, especialmente en una región donde el 30,5% de la población se encuentra en situación de pobreza o exclusión social.

UGT aboga por un mayor control sobre los márgenes de beneficio empresarial para garantizar precios asequibles, así como por la extensión de la política salarial del IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) a todos los convenios, con el objetivo de lograr un reparto más equitativo de la riqueza y favorecer un crecimiento sostenible e inclusivo.

Mantente actualizado de las noticias de Cartagena en nuestro Twitter e Instagram