Después de una breve ausencia, uno de los pequeños nazarenos que forman parte del monumento al Procesionista ha regresado a su sitio. La escultura de bronce, creada por el artista Manuel Ardil Pagán, fue reinstalada en la plaza San Sebastián tras ser retirada para reparar su fijación. Esta restauración llega justo a tiempo para el Miércoles de Ceniza, día en el que las cofradías de la Semana Santa de Cartagena celebrarán la tradicional Llamada en la plaza del Ayuntamiento a las 20:30 horas.

El equipo municipal utilizó un camión con pluma para colocar de nuevo al pequeño nazareno, quien presentaba problemas de fijación y estaba ligeramente desplazado del pedestal. Con el fin de evitar cualquier riesgo, los funcionarios del Ayuntamiento de Cartagena trasladaron la escultura a un taller especializado en soldadura de bronce, donde se llevaron a cabo las reparaciones necesarias.

Noticias Cartagena












Mantente actualizado de las noticias de Cartagena en nuestro Twitter e Instagram