La madrugada del domingo, en respuesta a la alerta del Ayuntamiento de Fuente Álamo sobre la realización de una fiesta ilegal, la Delegación del Gobierno activó operativos de seguridad. Cerca de 100 efectivos de la Guardia Civil se desplegaron para controlar la situación.

La colaboración entre la Guardia Civil y la Policía Local de Fuente Álamo ha sido fundamental para gestionar la rave ilegal. El enfoque principal ha sido evitar la expansión del evento, bloqueando el acceso a nuevos participantes. En las últimas horas, se ha logrado la salida de alrededor de 200 vehículos del lugar.

Se ha implementado una medida de no retorno para impedir que quienes abandonen el recinto puedan regresar. Además, se están realizando controles de alcoholemia y drogas a los vehículos que abandonan la zona, con el objetivo de prevenir problemas en la Seguridad Vial.

Los resultados de los controles realizados hasta el momento incluyen 12 denuncias por test de drogas, 3 denuncias por otras causas, 17 denuncias por tenencia de drogas, 1 denuncia a la Ley de Seguridad Vial y la detención de un individuo por tráfico de drogas, con la incautación de 90 dosis de LSD cartón y 4,1 gramos de LSD líquido.

La fiesta ilegal continúa en marcha, pero no se han reportado incidentes destacables. El dispositivo de control de accesos se mantiene activo para permitir la salida de personas del recinto pero no su acceso. La colaboración entre las autoridades busca garantizar la seguridad y el orden en la zona.

Mantente actualizado de las noticias de Cartagena en nuestro Twitter e Instagram