La población de buitres leonados (‘Gyps fulvus’) en la Región de Murcia ha experimentado un impresionante crecimiento en la última década. Según datos oficiales, en 2023 se han contabilizado 292 parejas reproductoras, lo que supone un incremento del 274% en comparación con las 78 parejas censadas en 2014.

Este aumento en la población de buitres leonados ha sido destacado por el presidente del Gobierno de la Región de Murcia, Fernando López Miras, durante la reciente liberación de dos ejemplares en la sierra de Mojantes de Caravaca de la Cruz. Este lugar está catalogado como Zona de Especial Protección para Aves (ZEPA).

López Miras expresó su agradecimiento a los profesionales del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre El Valle, así como a los agentes medioambientales y las brigadas forestales, por su excepcional labor en la conservación del ecosistema regional. Destacó que el compromiso del Gobierno regional en la defensa y protección del medio ambiente ha contribuido significativamente al notable incremento de la población de buitres leonados.

La consolidación de esta especie en la región se ha logrado gracias a las acciones de conservación y reintroducción, así como a las condiciones favorables que ofrecen los espacios naturales de la zona para la reproducción de estos impresionantes animales.

La presencia del buitre leonado como especie reproductora en la Región de Murcia se restableció en 2002 con 19 parejas, y desde entonces ha experimentado un crecimiento notable. Actualmente, se han establecido ocho colonias diferentes, siendo las más destacadas Valdeinfierno y la sierra de Mojantes en Caravaca de la Cruz.

Para el año 2024, el Gobierno regional ha asignado un presupuesto de 1.416.000 euros para la recuperación y seguimiento de la fauna amenazada en la Región de Murcia.

Uno de los ejemplares liberados fue rescatado en el centro penitenciario de Campos del Río, mientras que el segundo fue encontrado en la pedanía de El Palmar en Murcia. Ambos ejemplares, identificados como juveniles nacidos en 2023, fueron trasladados al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre El Valle debido a su estado de desnutrición y deshidratación severas. Allí, fueron marcados para su seguimiento en caso de ser recuperados nuevamente o avistados en otras áreas de la región.

Mantente actualizado de las noticias de Cartagena en nuestro Twitter e Instagram