El Servicio Regional de Empleo y Formación (SEF) refuerza las subvenciones destinadas a entidades sin ánimo de lucro para facilitar el acceso al empleo de personas desempleadas de larga duración, con una partida total de 1,4 millones de euros. Esta medida busca atender a unas 4.300 personas que llevan más de 12 meses en el paro, ofreciéndoles orientación laboral personalizada.

La Consejería de Educación, Formación Profesional y Empleo ha ampliado en 920.000 euros la partida destinada a la convocatoria de ayudas para ofrecer orientación laboral a personas desempleadas de larga duración a través de los Servicios de Atención Personalizada (SAP), alcanzando así un total de 1,4 millones de euros. Esta inversión está dirigida a financiar a entidades sin ánimo de lucro que ayudan a este colectivo con dificultades de inserción laboral, reforzando su acceso al empleo.

El objetivo de este aumento en el crédito es poder atender a las 18 entidades que han presentado solicitud para participar en el proyecto. Se prevé que estas ayudas beneficien alrededor de 4.300 personas que se encuentran en situación de desempleo prolongado.

Los Servicios de Atención Personalizada (SAP) ofrecen una atención más intensiva a través de equipos técnicos que proporcionan información laboral, prospección y activación, elaborando un plan de empleo adaptado a las necesidades de cada usuario. La atención individualizada brindada por las entidades sin ánimo de lucro resulta fundamental para la inserción laboral de este colectivo, que en muchos casos se siente desmotivado y alejado del mercado laboral.

Según el consejero Víctor Marín, «en muchos casos, este tiempo de desempleo prolongado termina por desmotivarles y alejarles aún más del mercado de trabajo, por lo que esta atención individual y más intensa ofrecida por las entidades que mejor conocen su realidad personal y profesional es clave para su inserción laboral».

Estas entidades podrán optar a subvenciones para financiar los costes laborales de hasta cinco técnicos que atiendan a estas personas, con un máximo de 165.000 euros de ayuda, así como los destinados a gastos generales, con un máximo del 20 por ciento del importe de la ayuda concedida por el coste laboral de los tutores.

Mantente actualizado de las noticias de Cartagena en nuestro Twitter e Instagram