La Comunidad Autónoma continúa su labor de modernización y mejora de los centros residenciales para personas mayores, apostando por la implementación de tecnología que contribuya a brindar una atención más efectiva y cuidados de calidad. En este sentido, la residencia para personas mayores ‘Altavida’ en Abanilla ha recibido una inversión de 186.465 euros para llevar a cabo un proceso de digitalización que tiene como objetivo optimizar la calidad asistencial y los cuidados que reciben los residentes.

El novedoso sistema digital de control integrado en las habitaciones recolecta diariamente y en tiempo real el historial asistencial y sanitario de los residentes. Esto facilita la consulta de datos por parte de los profesionales, permitiendo una intervención más eficaz. Además, al estar conectado con los llamadores de emergencia, favorece una respuesta más rápida y contribuye a la prevención de posibles situaciones de riesgo, como las caídas.

La consejera de Política Social, Familias e Igualdad, Conchita Ruiz, resaltó durante su visita al centro la importancia de esta tecnología para reforzar el servicio de bienestar y protección ofrecido a los mayores, ya que cumple una función preventiva al estar vinculado a dispositivos sensoriales capaces de alertar al personal en caso de que un usuario se levante de la cama o del sillón.

Este proyecto, financiado a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de los fondos europeos Next Generation, se encuentra en proceso de implantación progresiva para beneficiar a las 81 personas mayores que residen en el centro ‘Altavida’. La digitalización permitirá medir el tiempo transcurrido entre la llamada y la respuesta, asegurando así una atención de calidad para los residentes.

57 millones para modernizar las residencias

El Gobierno regional ha destinado 57 millones de euros para adaptar los 54 centros residenciales al nuevo modelo de cuidados de larga duración, beneficiando a más de 5.000 mayores en la Región. Esta iniciativa busca ofrecer estancias más confortables e individualizadas, así como la creación de espacios adaptados a las necesidades de los residentes.

Además de la digitalización del centro, la residencia de Abanilla invertirá la financiación recibida en la adaptación de un espacio exterior para el ocio y disfrute de los residentes. Se trata de la creación de un porche acristalado, pensado para ser utilizado durante todo el año, con el objetivo de generar encuentros de convivencia entre los usuarios y sus familiares, e incluso desarrollar actividades terapéuticas, como la instalación de un huerto urbano.

Mantente actualizado de las noticias de Cartagena en nuestro Twitter e Instagram