El Servicio de Información Ambiental y Ordenación de Accesos en las playas de Calnegre prolonga su cobertura en 28 días más que el verano anterior, abarcando un total de 85 jornadas en esta temporada. Este servicio, activo desde 2018, busca hacer frente al creciente número de visitantes recibidos cada año.

Desde mañana, 1 de julio, y hasta el 15 de septiembre, se pondrá en marcha el Servicio de Información Ambiental y Ordenación de Accesos en las playas de Calnegre, ubicadas en el Parque Regional de Calnegre y Cabo Cope. Este año se extenderá durante 85 días, abarcando también los fines de semana hasta el 13 de octubre.

Para garantizar una experiencia segura y respetuosa con el entorno, el servicio contará con la presencia de dos guardas rurales. Su labor consistirá en regular el acceso a las playas, asegurar la conservación del medio ambiente y ofrecer respuesta frente a situaciones de emergencia. Además, se encargarán de informar y ordenar los accesos a las playas de Calnegre, Baño de las Mujeres y Siscal, así como vigilar posibles impactos ambientales y controlar el tránsito de vehículos y estacionamiento.

Calendario del servicio de información y ordenación en playas de Calnegre
Calendario del dispositivo de información ambiental y ordenación de accesos de Calnegre

El personal del servicio estará también preparado para ofrecer ayuda y comunicarse con los servicios de emergencia en caso necesario. Se informará a los visitantes sobre la falta de plazas de aparcamiento en las calas, recordando la existencia de un aparcamiento disuasorio gratuito en la entrada de Calnegre. Asimismo, se recordará la prohibición de estacionar en caminos, arrojar basura, hacer fuego o acampar en las playas.

Las playas de Calnegre forman parte de la Red Natura 2000 como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y se encuentran dentro del Parque Regional Calnegre y Cabo Cope. Este entorno cuenta con una singularidad paisajística destacada debido a su geología especial, que incorpora playas y calas en una costa rocosa con rocas brillantes y oscuras, de donde proviene su nombre. En estos acantilados anidan aves como el halcón peregrino (Falco peregrinus) y el búho real (Bubo bubo), y albergan plantas excepcionales como el cornical (Periploca angustifolia), gracias a su clima semiárido y a la influencia del mar por sus bajas precipitaciones.

El servicio representa una inversión de más de 50.000 euros del presupuesto destinado por la Consejería de Medio Ambiente, Universidades, Investigación y Mar Menor para la protección de la biodiversidad en la Red Natura 2000. Este proyecto se financia en un 60% con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y en un 40% con fondos propios de la Comunidad Autónoma.

Mantente actualizado de las noticias de Cartagena en nuestro Twitter e Instagram