El IMIDA ha experimentado un incremento del 36% en su financiación en 2023, alcanzando los 23,2 millones de euros, lo que representa un aumento significativo en comparación con el año anterior.

 

En 2023, se llevaron a cabo 51 contratos de investigación y asesoramiento a empresas e instituciones, en contraste con los 14 realizados en 2022.

El Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Medioambiental (IMIDA), adscrito a la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, ha aumentado su financiación en 2023 para la realización de proyectos de investigación, alcanzando un total de 23,2 millones de euros. Este incremento representa un 36% más que en el año anterior.

El director del IMIDA, Andrés Martínez, resaltó que «en comparación con otros organismos de características similares en España, el IMIDA ha experimentado el mayor aumento en su financiación durante el último año». Asimismo, en los últimos cinco años, el IMIDA ha experimentado un crecimiento global del 125%.

Martínez aseguró que “esto nos ha posibilitado trabajar en 80 proyectos de investigación, iniciados o en distintas fases de ejecución, que nos permiten avanzar en la transformación del sector agroalimentario y buscar soluciones con base científica que permitan a las empresas adoptar tecnologías de producción eficaces y sostenibles para mejorar su competitividad y rentabilidad, además de responder a los retos medioambientales y ecológicos del sector”.

Este aumento en la financiación se debe al incremento en más de un 44% de los programas operativos con fondos Feder para el periodo 2021-2027, lo que ha destinado un total de 13.750.000 euros.

Además, se han aumentado otras partidas económicas, como las obtenidas a través de los nuevos planes complementarios, que han añadido 1.105.000 euros destinados a proyectos de investigación en el IMIDA.

Contribución al cambio climático

El IMIDA lidera uno de los proyectos estratégicos de la Comunidad financiado con fondos Feder, conocido como ‘Mejora genética y vegetal’. Entre sus múltiples beneficios se encuentra la adaptación al cambio climático de los cultivos, mejora de la calidad, ampliación de calendarios de cosecha con variedades tempranas y tardías, y diversificación para responder a las necesidades de los mercados y de los consumidores.

Esta iniciativa permite incrementar la oferta de variedades de melocotonero, ciruelo japonés, cerezo, plantas aromáticas, uva de mesa y de vinificación, hortícolas, limonero, mandarino, lima y pomelo, además de diversificar su producción para que el sector continúe siendo referente en la producción.

Entre los logros destaca, asimismo, el registro de 21 variedades de melocotones de interés comercial con mejor adaptación climática y de gran calidad gustativa. Muchas de estas variedades ya están presentes en los principales lineales comerciales.

Además, se ha desarrollado 20 nuevas variedades de uva de mesa que ya se cultivan en la Región y en diversos países. De hecho, el 20% de las hectáreas cultivadas en la Región son de las uvas de mesa desarrolladas en el IMIDA en colaboración con la sociedad murciana de Investigación y Tecnología de Uva de Mesa (ITUM).

El IMIDA también ha registrado seis nuevas variedades de uva de vinificación, cinco tintas y una blanca, convirtiéndose en el primer centro de investigación de España en lograr este hito.

Mantente actualizado de las noticias de Cartagena en nuestro Twitter e Instagram